Necropsia en la medicina veterinaria

La necropsia en la medicina veterinaria es un método histórico, objetivo y accesible personalmente para el diagnóstico de enfermedades animales para los especialistas veterinarios prácticos.

Autopsia en la medicina veterinaria

La necropsia de animales se realiza con los siguientes fines:

Con fines educativos

Para que los estudiantes comprendan la esencia de las manifestaciones morfológicas de los procesos patológicos en diversas enfermedades.

Con fines de diagnóstico

Cuando sea necesario conocer la causa de la muerte de un animal o comprobar la exactitud del diagnóstico y tratamiento clínico.

De particular importancia es la necropsia en enfermedades infecciosas, ya que en este caso es posible en muchos casos hacer un diagnóstico certero y, por lo tanto, tomar medidas oportunas para eliminar la enfermedad.

Con fines de corrección sanitaria

En las condiciones modernas de la ganadería, los datos de la necropsia son un indicador de la corrección de la aplicación de la tecnología de cría de animales y, en caso de reacciones diagnósticas alérgicas.

La necropsia le permite determinar la especificidad de estas reacciones y luego rastrear el curso de la recuperación económica de infecciones crónicas (tuberculosis, brucelosis, etc.).

Con fines de examen forense y veterinario

Este tipo de necropsia se realiza por orden de las autoridades investigadoras o del juzgado, cuando, en el caso de la muerte de un animal, se sospecha de un acto delictivo, mal funcionamiento, negligencia del personal de atención o errores médicos.

Durante las necropsias forenses y veterinarias, es obligatoria la presencia de representantes de las autoridades administrativas y de cría de animales.

Con fines de investigación científica

Las necropsias de investigación científica se caracterizan por un examen más detallado y con un propósito de los órganos y tejidos relevantes.

La necropsia de animales es realizada por cualquier veterinario, por lo tanto, el conocimiento del procedimiento y la técnica de la necropsia.

Así como la ejecución de los documentos de la necropsia son parte integral de las actividades de todo veterinario.

Autopsia en la medicina veterinaria

Objetivo de la necropsia

La principal tarea de la necropsia es averiguar la causa de la enfermedad y la muerte del animal.

Para lo cual es muy importante poder distinguir entre cambios intravitales y post mórtem; destacar las principales enfermedades y concomitantes o complicantes, la gravedad del proceso patológico y al final sacar la conclusión correcta.

La necropsia requiere no solo habilidades técnicas, sino también un conocimiento sólido de la anatomía patológica para poder diagnosticar correctamente y así lograr el objetivo establecido para la necropsia.

Las necropsias de diagnóstico de animales no valiosos pueden ser realizadas únicamente por un veterinario.

Los cadáveres de animales valiosos se abren en presencia de representantes de granjas u órganos administrativos.

La anecropsia juega un papel en el desarrollo del pensamiento médico científico correcto, enriquece la idea de la unidad de las funciones y la estructura de los órganos, de la relación entre la norma y la patología, local y general, del organismo y las condiciones externas.

La importancia del diagnóstico patológico ha aumentado especialmente en los últimos años en relación con la ampliación, especialización y mecanización de las explotaciones ganaderas.

Con un tipo industrial de organización del trabajo en la cría de animales, es difícil rastrear las manifestaciones clínicas de la enfermedad de los animales individuales.

Por lo tanto, la primera señal de la aparición de enfermedades infecciosas de los animales, envenenamiento y enfermedades masivas no infecciosas es un aumento en la muerte del ganado.

El diagnóstico basado en el estudio de cadáveres de animales muertos es el definitivo.

Sirve para controlar la calidad de los diagnósticos clínicos, resultados del tratamiento, esclarecimiento de etiología, patogenia, tanatogénesis de enfermedades, medidas antiepizoóticas y preventivas.

Salas para la necropsia

Las salas seccionales son salas especialmente equipadas para la necropsia; están disponibles en institutos, en plantas de utilización, laboratorios y en algunos hospitales típicos en grandes complejos ganaderos.

La sala seccional debe cumplir los siguientes requisitos:

El suelo y las paredes son de material impermeable, de fácil limpieza y desinfección.

El mejor material son las baldosas, los pisos de cemento o asfalto, las paredes enlucidas cubiertas con pintura al óleo son algo peores.

La habitación debe ser lo suficientemente grande y luminosa para permitir la disección de animales a la luz del día; entrada y puertas: conveniente para la entrega de cadáveres a la sala de la sección.

Las modernas salas seccionales son impensables sin agua corriente y alcantarillado; las aguas residuales deben ingresar a un depósito especial, donde se neutralizan y se descargan en una red de alcantarillado regular.

Para levantar los cadáveres de animales grandes, se instala un elevador mecánico en la sala.

En muchas instituciones, después de la necropsia, los cadáveres se queman en hornos especiales.

En ausencia de ellos, las partes de los cadáveres se envían en cajas cerradas impermeables para su instalación de chatarra.

Las salas seccionales cuentan con: un vestidor con compartimentos para vestidos ordinarios y ropa de trabajo, un baño con ducha; sala de fijación y almacenamiento de materiales patológicos.

En las instituciones educativas, un anfiteatro está dispuesto en esta sala para alojar a los estudiantes.

En la sala seccional se instalan mesas para la disección de animales grandes y pequeños.

Los manteles están hechos de material impermeable que se puede limpiar y desinfectar fácilmente (mármol, hormigón o madera tapizados con hierro galvanizado).

Medidas de la mesa: 2,5×1,1 m, altura – 30 cm; 1.4×0.8 m, altura – 80 cm.

Las tapas de las mesas tienen lados ovalados y pendientes hacia los orificios de drenaje en el centro, los orificios se cierran con una red para retener coágulos de sangre, partículas de tejido, etc. y conectado con una tubería a un tanque de aguas residuales. Se suministra agua a las mesas.

Además de las mesas de necropsia, hay un gabinete y una mesa para instrumentos, una balanza, un tanque medidor para determinar el volumen de órganos.

Para la necropsia en el cementerio de animales, hay un kit de viaje con herramientas.

Para crear las condiciones necesarias, se está construyendo un local equipado con una mesa seccional e instrumentos para examinar los órganos internos en granjas cercanas al pozo biotermal o cementerio.

Herramientas de apertura

La necropsia se realiza con guantes de goma, hay que tener mucho cuidado, para prevenir la propagación de la infección y limitar la posibilidad de contagio con zoonosis, tanto de la apertura como de los asistentes.

Es necesario abrirlo solo con un mono: además de los guantes, es una bata, mangas de hule, un delantal, botas de goma o chanclos.

1 comentario en «Necropsia en la medicina veterinaria»

  1. Me pareció muy importante la información, se entiende muy bien la bioseguridad en la necropsia, tanto para el personal como para los demás animales. Excelente, saludos desde 🇪🇨 Ecuador.

    Responder

Deja un comentario